Les Enfants du paradis

«Les Enfants du paradis» (Los niños del paraíso, 1945) fue dirigida y filmada durante la ocupación alemana por Marcel Carné, sobre diálogos y escenarios del poeta Jacques Prévert, con música de Joseph Kosma.

La plebe refugia sus esperanzas en el teatro ocupando el gallinero («paradis»), las gradas más baratas; ellos son «los niños del paraíso» y los actores actúan para ellos…

La acción se inicia en 1828 en el Boulevard du Crime («Bulevar del Crimen»), por la cantidad de crímenes que se llevaban a cabo en las obras teatrales de los muchos teatros de aquella gran calle y está inspirada por personajes reales: Jean-Gaspard-Baptiste Deburau, mimo y saltimbanqui francés que había renovado el arte de la pantomima en el Théâtre des Funambules (Teatro de los Funámbulos), una de las salas más conocidas del Boulevard du crime (Boulevard du Temple de París). Pierre François Lacenaire, poeta anarquista y ladrón que escribió antes de ser guillotinado «Memorias, revelaciones y poesías de Lacenaire, escritas por él mismo en la Conciergerie», que inspiraron directamente el cuarto canto de Les chants de Maldoror, del Conde de Lautréamont.

Es descrita por su director como «tributo al teatro», mientras Prévert rinde homenaje al cine mudo a través de la pantomima. Siguiendo la tradición de la Commedia dell’Arte (comedia del arte), es considerada una obra maestra del realismo poético.